Compartiendo el Servir

El Presbiterio Cristico visitó el Hospital Clinico San Borja Arriarán este sábado 20 de Julio, llevando Oración y claridad Espiritual a todos quienes tienen Fe en Cristo y aceptaron recibir enseñanza y bendición espiritual por vía de nuestro sacerdocio.

Ese día hablamos con los pacientes sobre valor del Arrepentimiento y el Perdón como herramienta  espiritual de liberación y purificación de  las causas, los pesos que cargamos nacidos del  natural transitar por esta existencia. 

El  Arrepentimiento es un  ejercicio de reflexión  autocrítica, de toma de razón  honesta ante Cristo, en relación a cómo se ha procedido en la vida o en las distintas circunstancias , en comparación con los modos y formas  que Cristo manda llevar a la práctica a los que creemos en Él .El Arrepentimiento es mirar con valor la propia acción y verificada la necesidad de cambio, hacer en coherencia a la conciencia de Fe que nos sustenta. 

El Perdón es primero la solicitud ante Cristo de perdón por efecto de haber tomado conciencia de nuestros actos y en segundo lugar la decisión de corregir, sanar, cambiar, aplicando lo que Cristo nos enseña en su Evangelio,  la sanación interior, espiritual y definitiva que libera, bajo compromiso de no volver a las mismas prácticas que ya ante Cristo hemos puesto y purificado por este ejercicio de honestidad y decisión de cambio.

Para nosotros fue  una alegría inmensa entregar esta poderosa herramienta de purificación y vivir el poder  de la oración,  cuando quien la recibe está aceptando en libertad al Cristo que se le declara  y quien la realiza lo hace con el Poder y la Fe de quien sirve a Cristo,  como compartió un hermano:

 «Por mi cuerpo recorrió una fuerza poderosa para orar con el creyente enfermo».

Séptima Cuerpo de Bautizados

El Sábado 6 de Julio, los bautizados, consagrados en preparación para adquirir sacerdocio, tuvimos nuestra Séptima de Cuerpo.

En esta instancia revisamos nuestros avances en relación al compromiso del Bautismo : morir al pasado y ser gobernados por el Espíritu y la madurez que vamos adquiriendo al compartir con los creyentes el camino espiritual  por medio del Testimonio  y nuestra acción de guía en el Movimiento de Fe Crístico.

No resistimos las ganas de fotografiar el momento en donde acabábamos de meditar….¡estábamos como niños!

Un paso trascendental

El Bautismo es en verdad el primer paso en la trascendental opción de ser sacerdote de Cristo, para trabajar en y por su Plan. El Movimiento de Fe Cristico es la plataforma desde la cual se inicia el camino espiritual previo a este vital paso. En ese trayecto se fue preparando nuestro hermano Angelo Zevallos en la Misión de Arica y luego de un tiempo de labor en los Círculos Cristicos y de haber sido parte fundamental en el Movimiento como guía de creyentes, este recién pasado 31 de marzo tuvimos la dicha de conducirlo hasta el Bautismo por Aguas y la entrega del Sello de Fuego. Las Líderes y creyentes del Movimiento de Fe en Arica prepararon todo para que este trascendental momento fuera también un grato encuentro de fraternidad.

Bautismo en San Fernando

El Bautismo que Cristo entiende y ofrece,   une al Ser en pertenencia espiritual a su Divinidad, ya no como creyente sino como su discípulo, dispuesto por convicción y conciencia,  a hacer propio los mandamientos y enseñanzas de Dios, llevando a cada aspecto de su vida la sabiduría crística, en modo de vivir como seres nuevos, libres de la cultura y mirada mundana:  tabúes, hábitos, costumbres , limitaciones y  paradigmas que coartan el desarrollo de la Índole en el Ser. Al mismo tiempo, como bautizados  en preparación al Sacerdocio – Poder de Dios para que los hombres hagan parte activa del Plan de Salvación –   expandir la Verdad revelada por Cristo en el Evangelio, enseñando el camino espiritual  a todo hombre y mujer de fe que reconoce a Cristo como a su Dios, que asume al Espíritu en su Ser, que acepta que la existencia en este mundo tiene la única meta de poner por Obra la Voluntad del Padre y que Cristo tiene la clave para conducirnos hasta esa altura.

El miércoles 20 de Febrero, hemos asistido al Bautismo de dos de nuestros hermanos Crísticos Líderes del Movimiento de Fe del territorio de San Fernando. Estos  hermanos han consagrado su vida para seguir en obediencia a su Espíritu bajo la guía del Cristo Vivo, nuestro Dios y Salvador , es decir, han tomado sus votos para morir al pasado y ser gobernados por su Espíritu, adquiriendo Sacerdocio para enseñar al Cristo Vivo, sus principios y preceptos y dar Sacerdocio a todo hombre y mujer de buena voluntad que acepte el camino de Consagración y Sabiduría.

Vivimos momentos de profundo y quieto regocijo, pues la entrega inocente y sincera de estos hermanos, impregnó la atmósfera de la paz que sólo un Alma sumisa al  Espíritu Vivo y Activo puede emanar.

Sigamos preparando el Milenio, congregando al pueblo de Cristo, pues nuestro Dios pide un pueblo de Sacerdotes.

¡Bienvenidos hermanos!

Reunión del sacerdocio dirigente

El sábado 20 de octubre de este año 2018 se llevó a cabo la Reunión de los -las sacerdotes dirigentes cuya responsabilidad es activar, acrecentar y organizar las múltiples tareas de Consagración que -como Camino Espiritual Cristico,  y también en nuestra calidad de Entidad Legal- debemos implementar y mejorar con el firme propósito de levantar, con la Fe de la Certeza, nuestra propuesta de ‘Revolución de la Fe’,  y  modelar al Nuevo Ser según la imagen de Cristo: la Nueva Persona Cristica.

Las dos instancias orgánicas matrices- La Hermandad de Socorro y La Misión Territorial- presentaron su balance e informe crítico para superar errores y lentitudes, y potenciar la labor que les atañe según sus características.

Ese mismo día, por la mañana, la Hermandad de Socorro realizó su Primera Reunión Anual, la que entregó nuevos desafíos para el año de Servicio que inician. Según los modos particulares de la Hermandad, al final de dicha asamblea se procedió a votar la confianza al vigente ‘Cuerpo de Oficios’ que encabeza y dirige esta orgánica, y se llevó adelante el sufragio, que confirmó al Cuerpo Dirigente actual, y obtuvo la misión de seguir su labor de organización y gestión.

La Hermandad de Socorro lleva adelante su labor de sanación y de socorro ampliamente en Santiago; en La Serena-Coquimbo; y en la ciudad de Iquique y entornos.

La Misión Territorial, por su parte, estuvo representada por el sacerdocio dirigente de Arica-La Paz; Iquique; Copiapó-Tierra Amarilla; La Serena-Coquimbo; Los Andes-San Felipe-Putaendo; Valparaíso; San Fernando; Santiago y sus territorios.

El Sacerdocio Cristico posee dirigentes que en la medida de la capacidad, voluntad y fe de cada responsable ha asumido la gran misión de potenciar el Testimonio Activo y mejorar, refinar y hacer más eficiente la calidad de Construcción de esta Obra de Consagración.

Mientras que la Hermandad expandirá sus Talleres y Acciones de Servicio, la Misión se ha dispuesto acrecentar el Movimiento de Fe Cristico y sus Círculos; todo en aras de la Revolución de la Fe: para que este cambio sea por fin la luz -en medio de este tiempo de Tribulación -que coloque a Cristo Dios en el lugar que corresponde según su potestad y grandeza. Y de este modo vencer la corrupción y el daño ocasionado por las estructuras de la apostasía.

Servicio en Hospital

 

El Nuevo Sacerdocio de Cristo, es un sacerdocio de servicio, por lo que realizamos asistencia Espiritual a enfermos en diferentes Hospitales a lo largo del país.  

El 23 de Septiembre, el hermano Mario Duran,junto con el cuerpo de presbíteros de Santiago- Aconcagua, integrado por los hermanos Mario Araya y Camila Muñoz Muñoz, en compañía de los hermanos(as) Paz Ojeda, Manuel Verdugo y Carolina Lastra M, aprendices  de presbíteros visitamos el Hospital San Borja Arriaran y llevamos a Cristo por vía del Poder de la Oración a cada hombre y mujer de corazón sinceros que aceptaron recibir al sacerdocio.
En una hora oramos con diez personas, quienes se sintieron en paz y lograron abrir su mirada a una comprensión de la enfermedad mas allá de los síntomas y del dolor físico.
Era tan natural poder mostrar y aclarar que la Fe y la relación con Dios no puede ser desde la costumbre, desde la formalidad o con mentiras, ya que la fe que mueve montañas es la certeza basada en la Verdad que Cristo nos revela y desde la vivencia del espíritu que nos vive.
Con disposición y alegría pudimos una vez más ejercer el poder de la oración, y ver como las personas despertaban a la realidad de la vida, a la simpleza de la relación con Dios desde su inocencia y disposición a revolucionar su Fe en la comprensión que la enfermedad y la muerte son condiciones de este mundo, de esta existencia. La Resurrección que Cristo nos ha concedido nos entrega inmortalidad y Cristo nos enseña que de acuerdo a nuestra coherencia de Fe recibiremos algún tipo de Gloria en el paso por la muerte. Ahora el autoengaño, la mentira, la justificación, el culpar a otros sin ver la responsabilidad que cada uno tiene en los hechos de la vida van mermando, condicionando nuestra calidad de vida espiritual. La reflexión honesta, basada en las enseñanzas de virtud y la corrección a esos males son la fórmula para vivir en la verdad y la paz del Espíritu mirando hacia la vida futura y si la persona cree en Cristo su vara serán los mandamientos y las enseñanzas de Cristo nuestro Salvador, contenidas en el Nuevo Testamento, en el Evangelio.
Después del servicio, solo nos vive el agradecimiento por poder servir a Cristo y llevar este mensaje a los creyentes.

Consagración por Fe, un paso más hacia el Gobierno del Espíritu

El consagrado-a por fe es un crístico que se hace por práctica y vivencia espiritual,  y que  ha asumido en sí mismo las enseñanzas de Cristo como guía de coherencia en su vida. Es un líder,  pues en su recorrido y aprendizaje se pone a la cabeza del Movimiento de Fe Crístico para enseñar a otros lo que ha aprendido de Cristo a través de la Oración como diálogo con Dios, la meditación para aquietar cuerpo, mente y emocionalidad en modo de estar receptivo a su Espíritu  y por medio del Evangelio investiga la Sabiduría de Cristo para hacerla vivencia cotidiana.

El creyente consagra su fe a Cristo pues lo  asume  como su guía en el camino espiritual,  y se propone administrar su vida en base a los mandamientos y preceptos de Cristo contenidos en el Evangelio.

El 4 de Septiembre en San Fernando y el 28 y 29 de Septiembre, en Coquimbo y Copiapó respectivamente, se llevó a cabo la consagración por fe de once líderes que hace ya un tiempo se han puesto a trabajar codo a codo con los sacerdotes misioneros territoriales.

Fueron jornadas de profunda alegría para los presbíteros misioneros al ser testigos del caminar de nuestros hermanos crísticos.

No podemos dejar de compartir el recuerdo de nuestros propios pasos hasta el sacerdocio, al ver la entrega y disposición inocente en el avance y la opción de fe que estos crísticos valientes han tomado,  cuando al igual que ellos, nosotros  buscábamos el camino y  razón de nuestra existencia.

Hoy damos gracias a Cristo por concedernos el privilegio de trabajar para la Obra de Fe de esta Tercera Dispensación que permite llevar la Verdad de Cristo a cada creyente de buena voluntad que está en búsqueda de fe y escucha la inducción del Espíritu que lo vive.

En Coquimbo disfrutamos de un bello lugar en el Pueblito al interior de la Herradura

El 29 de Septiembre en Copiapó, nos reunimos al interior de Tierra Amarilla en la localidad de Nantoco, una bella parcela que nos acogió con la generosidad y belleza de la naturaleza en un día soleado bajo unos frondosos olivos.

El 4 de Septiembre hicieron sus actos de Fe los líderes de San Fernando, fue una ceremonia muy esperada por ellos y estuvo llena de entrega y misticismo. Luego de meditar a las 20:00 horas antes de hacer el acto, un pájaro se paró en la ventana y por largo rato cantó, la emoción embargó a todos y supimos que había festejo espiritual por este momento

Reunión interna de Balance y Proyección Movimiento de Fe Cristico Septiembre 2018

El día 1 de septiembre, en la ciudad de Arica, y el día 8 de septiembre en forma paralela en la ciudad de Copiapó y Santiago, se llevaron a cabo las reuniones de balance y de proyección que internamente debía medir los resultados entre el mes de abril de este año, y la fecha del evento. Los avances, los errores, así como los aprendizajes de los seis últimos meses debían arrojar conclusiones fructíferas que proyecten nuestra labor en un plan de los 12 meses por venir.

Fueron reuniones con delegaciones representativas de los Círculos Críticos activos, y de los Lideres en formación y del Sacerdocio en su labor como Misioneros y en su cualidad de Hermandad de Socorro. Se ha tratado de un balance a puertas cerradas, no público ni abierto, en donde las delegaciones y representantes fueron informados con veracidad y realismo de nuestro desarrollo, y entre todos, finalmente, concordamos con fuerza y convicción el avanzar resueltos bajo los propósitos y bases que nos hemos dado para esta etapa.

En Arica se juntaron delegaciones de La Paz (Bolivia), de Iquique y de Arica. Además de una represéntate Crística del Perú (Misión en proyección de apertura en este nuevo plan).

Al evento de Copiapó asistieron delegaciones de Coquimbo-La Serena y de Copiapó-Tierra Amarilla. (Además se dio a conocer labor de apertura en Ovalle)

En la junta de delegados reunidos en la sede de suboficiales de la FACH (El Bosque), asistieron representantes de San Fernando, de Buin, de Santiago (y sus diversos núcleos actuando en varias comunas), de Valparaíso y del Aconcagua (Putaendo-San Felipe- Los Andes).

Hubo informes de las Misiones y el impulso del Movimiento de Fe Crístico; informe y presentación de la Hermandad de Socorro; testimonios varios; exhibición de videos; balances y graficas de desarrollo y presencia en territorios. Y finalmente en Arica y Santiago el acto culminó con una exhortación del Sacerdote Mayor y Fundador del Movimiento de Fe Cristico: Ricardo Andrée. Ambas intervenciones fueron transmitidas en directo por Facebook. Mientras que la palabra de cierre en Copiapó estuvo cargo de la Sumo Sacerdote, hermana Lorena Fuentes.

En las tres sedes reinó la hermandad, el respeto y la alegría que nos caracteriza.

Estas reuniones internas nos han dado la plataforma para iniciar nuestro nuevo estrado de acción: CRISTO, LA REVOLUCION DE LA FE. Tal será nuestra propuesta y sobre ésta nos proponemos crecer, acrecentar nuestro Camino y sobre todo POTENCIAR a nuestros a Lideres (varones y mujeres por igual) y elevar el compromiso de nuestros-as sacerdotes.

Proyectamos un nuevo Balance Interno para fines de septiembre del año 2019. Y es nuestra intención, esta vez, realizar en noviembre del 19 el PRIMER CONGRESO dl MOVIMIENTO de FE CRISTICO. Y eso nos obliga a enfatizar nuestro crecimiento y consolidar nuestro Liderazgo, y de todos modos aumentar la cantidad y calidad de nuestro Sacerdocio. Con ese compromiso y convicción salimos resueltos de este balance interno que nos ha dado Visión de Futuro para Cumplir con el Plan de Nuestro Dios Vivo: Cristo, nuestro Salvador y Redentor.

Cuerpo de Presbíteros Atacama-Copiapó

El Presbiterio del territorio de Coquimbo–Copiapó, ha tenido la alegría de conducir al Bautismo al primer creyente que es fruto del Movimiento de Fe Crístico de esta Zona.

Ha sido una gran alegría haber contado con la presencia de  quienes hacemos parte del Movimiento de Fe Crístico acompañando a Sergio con emoción y recogimiento. Fue un momento emotivo, la casa fue invadida por una brisa que traía perfume de rosas, la paz y quietud era un estado en el que todo quien cruzaba el umbral de la puerta de entrada hacía propio y se sumaba, inclusive los niños que en su natural inquietud y revoloteo en su inocencia se sumaron a esta atmósfera y estando en el Altar todos fuimos un solo espíritu acompañando a este hermano en su decisión trascendental:  hacer de su Vida la Vida del Espíritu que lo vive bajo el fiel y leal Servicio a Cristo y al Plan de esta Dispensación.

Este Cuerpo de  Presbíteros de la zona, pudimos experimentar la esencia de nuestro Sello,  pues vivenciamos fuertemente el espíritu protector y de resguardo de lo Sagrado, en el momento que se preparaba y entregaba el Sacramento Bautismal  que une al Hombre en pertenencia con su Dios Vivo.

Agradecemos la presencia de todas y todos, su alegría y compañerismo.