SERVICIOS ESPIRITUALES

Servicios Espirituales

El Presbiterio del Nuevo Sacerdocio de Cristo tiene el Poder de la Oración y del Discernimiento Espiritual bajo el Don del Espíritu Santo: por vida y práctica espiritual nos permite intervenir en las distintas situaciones de vida de las personas que así lo requieran y lo pidan; sea para dar luz a las circunstancias que les afligen, sea para intervenir en la enfermedad. Es requisito, para acceder a estos servicios la Fe en Cristo, la aceptación de la autoridad del Sacerdocio de Cristo y la disposición, por parte de quien solicita ayuda, a combatir con las herramientas y claridades que el sacerdote entregará en base a lo que Cristo indique. La sanidad emocional y física no depende sólo de la intervención de Poder del sacerdote, sino de un compromiso de fe por parte de quien recibe, y estar prontos a combatir, y no volver sobre las causas de sus males. (‘id y no peques más’)

  • Asistencia: esencialmente el sacerdocio escucha la situación de la persona, conversa, dialoga para lograr definir las Causas del asunto y establecer la mejor ayuda. Aconseja y entrega herramientas Espirituales.
  • Socorro: bien establecida la causa que está a la raíz de la situación de la persona, el sacerdocio interviene según lo requiera el caso. Hay una serie de formas y de ejercicio de poder de los que dispone el Presbítero según la circunstancia.
  • Intervención por Enfermedad: el Poder de la Oración es la herramienta principal del Presbiterio de Cristo.
  • Servicio Matrimonial: en la calidad de MINISTRO-a de CULTO que legalmente tiene el Sacerdocio que poseemos, por hallarnos debidamente inscritos bajo Personalidad Jurídica, podemos representar al Estado de Chile en el proceso previo de preparación matrimonial, como en el Acto legal de la Inscripción Matrimonial. De esta forma concluimos en una ceremonia en donde los conyugues declaran su fe en el amor a Cristo y sellan sus votos de amor reciproco como como matrimonio plenamente valido.
  • Responsos y Exequias: El Sacerdocio bajo la Ley de Cristo puede asistir a la familia que solicita su Autoridad en las exequias funerarias y Responso de un ser querido fallecido. La condición es que quién lo solicita sea parte de la Consagración o partícipe en los Círculos del Movimiento Carismático -Evangelista; o bien la familia acepte nuestra intervención debido a que la persona ahora fallecida lo haya dejado escrito o la haya manifestado en vida. Nuestro sacerdocio acepta participar en ‘actos ecuménicos’ con asistencia de otras congregaciones o denominaciones cristianas, siempre que estos actos sean previamente acordados. Se debe pedir conversación con un sacerdote para aclarar detalles.

En general, el Sacerdocio de Cristo es un Presbiterio que SIRVE a Cristo y como consecuencia abre ante los creyentes su autoridad en poderes que actúan en unidad con la fe del que recibe. De esta manera construimos Comunidad en Cristo.

La labor vital del Presbiterio es ENSEÑAR a Orar y a Meditar, y permitir al creyente que se introduzca con Espíritu en los Evangelios. Y esto no para alzar alguna iglesia, y menos para competir con otras mayordomías: sino para que cada creyente invista su Fe en el Cristo Vivo y logre llegar Vivencialmente a la realidad que nos hace Libres: DIOS ESTÁ en NOSOTROS.